Oliver Moore: “Los enfoques agroecológicos son los mejores para las economías rurales”

El experto Oliver Moore hablará sobre ‘La comida local funciona para la gente y el planeta’

Oliver Moore es un sociólogo rural con gran vocación comunicadora, de modo que profesionalmente se dedica a organizar eventos relacionados con asuntos agroalimentarios y rurales. Así se explica su implicación en iniciativas como la ecoaldea Cloughjordan, en su Irlanda natal, en la que vive. Sin duda esta experiencia aportará mucho al contenido de su taller, sin olvidar que es redactor jefe de la plataforma Arc2020 y colaborador de otros medios especializados en temas agrícolas.

Dice la información sobre su taller que es creativo e interactivo. ¿Cuán interactivos y creativos somos cuando hablamos de comida (y no estoy hablando de ‘chefs’)?

Cada vez más la gente es creativa e interactiva en torno a la comida, ¡pero sobre todo los fines de semana! Durante la semana, la gente a menudo tiene prisa y, si no han hecho algo en casa, lo agarran y se van. Sin embargo, la gente piensa y habla más sobre los alimentos: su ética, su impacto medioambiental o en el bienestar animal, y compartirán imágenes en redes sociales. Ciertamente hay una cohorte interesada en ser creativa -ya sea a través de las restricciones autoimpuestas del veganismo o de los enfoques tipo slow food– y, a su manera, el surgimiento de la comida callejera y de los food trucks es bastante interactivo. Realmente varía – la comida está ahí para que seamos creativos e interactivos. Es inevitable, de una manera muy real, se convierte en nosotros. Por ser un poco académico al respecto, se convierte en nosotros a través de la incorporación y la encarnación, como poco más lo hace – aparte de las nanopartículas de los microplásticos. Pero ésa es otra historia.

“La gente piensa y habla más sobre los alimentos: su ética, su impacto medioambiental o en el bienestar animal”

¿Dónde pone el foco en su taller, su trabajo (por ejemplo, en la granja comunitaria de Cloughjordan), su vida (porque ésta es una forma de vida)?

Este taller será amplio y específico. Usaremos ejemplos de lugares concretos, como Cloughjordan, ya que tiene muchas cosas relevantes para la comida local de lo que estamos hablando en el taller. Pero, fundamentalmente, adoptaremos un enfoque estructurado y sencillo: dónde estamos, a dónde queremos llegar y cómo llegaremos. Así que dónde queremos llegar podría incluir aspectos de Cloughjordan, que tiene una granja de propiedad comunitaria que emplea a 12 personas y utiliza métodos agroecológicos, un paisaje comestible, huertos, una micro panadería de leña local. La ciudad completa de Cloughjordan también está madura para convertirse en una aldea inteligente (Smart Village), en términos de agrupación de empresas y servicios, trabajo a distancia y servicios móviles. Tiene sus desafíos, al igual que la mayoría de las zonas rurales en la actualidad.  Pero la forma en que lleguemos allí podría implicar más al enfoque político, al enfoque sectorial a mayor escala que aporta ARC2020. Como el taller será dinámico, también dependerá de los participantes, especialmente a la hora de pensar en cómo llegar allí. Este triple proceso – dónde estamos, dónde queremos estar y cómo llegar – ha sido utilizado por ARC2020 en Cloughjordan, en el evento Landcare que celebramos este año. Es un proceso desarrollado a partir de los ancianos de Fiji llamado proceso de diálogo Talanoa, y se utiliza en las reuniones climáticas de la COP.

Todos estos métodos (biodinámica, agricultura ecológica, extensiva…) se basan en métodos antiguos. ¿Por qué la comida local funciona para la gente y el planeta?

Ciertamente es posible integrar un uso apropiado de las tecnologías modernas, pero tenemos mucho que aprender de estos enfoques más antiguos. Han resistido la prueba del tiempo y no dependen tanto de los combustibles fósiles, los insumos y los procesos agroindustriales, desde los fertilizantes minerales hasta los biocidas de amplio espectro y los monocultivos masivos que arrastran al mundo vivo y a las comunidades rurales a su paso. Estos enfoques pueden ser un poco más intensivos en mano de obra – pero, en el contexto de la despoblación rural, esto no es algo malo. El trabajo -cuando se encuentra en el extremo agroecológico del espectro- puede seguir siendo bastante creativo y mixto. Las tecnologías apropiadas incluyen aquellas promovidas y desarrolladas por organizaciones como L’Atelier Paysan, una organización que está activamente comprometida con la soberanía tecnológica de los agricultores. Por lo tanto, desarrollarán, compartirán y mejorarán los planes de forma colectiva y digital, que están a disposición de cualquier persona en cualquier lugar: pero el trabajo de construcción o fabricación se realizará en la granja local.

“Los enfoques antiguos pueden ser más intensivos en mano de obra pero, en el contexto de la despoblación rural, esto no es algo malo”

¿Cuáles son los beneficios de los alimentos de temporada frente a los alimentos de cualquier lugar y en cualquier momento?

La comida de temporada no es siempre lo único que se puede comer, y depende del lugar del mundo en el que se viva, pero hay múltiples beneficios. Puede tener una huella ecológica más baja y puede ajustarse mejor a lo que nuestro cuerpo necesita. Por supuesto, las personas ocupadas, con tiempo, trabajo y estrés familiar, a veces comen comida de cualquier lugar, en cualquier momento, y esto está bien – las circunstancias lo dictan. Fundamentalmente, el verdadero coste de las externalidades, desde el cambio climático hasta la contaminación, debe ser pagado por los especuladores del sistema agroalimentario, para nivelar las condiciones de coste entre los diferentes tipos de alimentos. Eso haría que los alimentos locales, estacionales y orgánicos tuvieran un mejor valor. Pero también debemos pensar en las personas que realmente necesitan alimentos baratos, y en cómo se les debe alimentar de manera asequible y adecuada.

“Debemos pensar en las personas que necesitan alimentos baratos y en cómo se les debe alimentar de manera asequible y adecuada”

¿Puede la agricultura local (o este tipo de agricultura) ayudar a las economías rurales?

Los enfoques agroecológicos – idealmente a nivel de paisaje, con prácticas mixtas diversas cuando sea posible o apropiado – son el mejor enfoque para las economías rurales. La buena noticia es que la agroecología se presta a prácticas mixtas y es intensiva en conocimientos: la mala noticia es que los vendedores de la mayoría de los insumos agroindustriales corrientes y actuales no ganan dinero con ella, por lo que existe una barrera al crecimiento dentro del sistema agroalimentario establecido. Pero si se observa la demografía de la misma, los jóvenes y las mujeres tienden a sentirse un poco más atraídos por los enfoques orgánicos o agroecológicos, y eso también es bueno para las economías rurales y la sociedad rural. Pocas personas se benefician realmente de las mega granjas, del estilo CAFO (Operación Alimentación Animal Concentrada por sus siglas en inglés), o de los campos masivos sin naturaleza dentro o alrededor de ellos – se convierten en fábricas mecanizadas e industrializadas o en postres de una sola cosecha respectivamente, ninguno de los cuales hace que las áreas rurales sean habitables – y muy pocas personas trabajan en ellas. Sin embargo, los diversos paisajes agroecológicos mixtos emplean y ocupan activamente a la gente.

“Jóvenes y mujeres son más atraídos por los enfoques orgánicos o agroecológicos, y eso es bueno para las economías y la sociedad rural”

Trabaja en Arc2020. ¿Qué nos puede explicar de esta iniciativa?

ARC2020 es principalmente un sitio on line donde las personas interesadas en temas agroalimentarios, rurales y medioambientales pueden leer, escribir y aprender unos de otros. Tenemos muchos artículos y análisis más profundos sobre muchos aspectos de la PAC y de la agroecología, y tratamos de abarcar la mayor parte posible de Europa. ‘Rural’ es también una parte importante de nuestro trabajo – ARC significa Convención Agrícola y Rural. Nos involucramos en la investigación y las campañas, incluso en asociación con la iniciativa Good Food Good Farming, que ayudamos a establecer. Los debates y las series de artículos sobre temas seleccionados son otra de las áreas de interés – los diálogos rurales están, de hecho, en curso. Hay unos 30 colaboradores que envían artículos en un año determinado. Algunas organizaciones también hacen un esfuerzo especial para contribuir, como el IATP, con sede en Estados Unidos, con el que tenemos una relación de parentesco, mientras que académicos, agricultores, expertos en políticas, periodistas y otros escriben para nosotros. A veces también organizamos y participamos en eventos de política agroalimentaria y rural, como Feeding Ourselves in Ireland, o en eventos del Comité Económico y Social Europeo (CESE) en Bruselas.  Anteriormente fuimos una plataforma para las ONG, las OSC (Organizaciones de Sociedad Civil) y las organizaciones de agricultores que trabajan en la PAC, cuando organizamos una serie de acciones y eventos para movilizar a la gente en la lucha por una mejor política alimentaria y agrícola.

Desde 2015 somos independientes. Fundamentalmente, queremos dar voz a muchas personas que están haciendo cosas interesantes que representan cómo la agroalimentación y el espacio rural podrían ser radicalmente diferentes y mucho mejores, mucho más capaces de hacer frente a los enormes desafíos a los que nos enfrentamos, como la pérdida de biodiversidad, la degradación del clima y la despoblación rural. Con este fin animamos a los agricultores a que publiquen artículos prácticos y cotidianos, como pueden ver en nuestras cartas de una serie de granjas, así como un análisis detallado de las políticas tanto de Bruselas como de otras partes de Europa. Nuevas ideas y nuevos colaboradores son siempre bienvenidos.

¿Qué expectativas tiene del ERP?

Tengo muchas ganas de conocer gente de toda Europa, especialmente de las zonas rurales, por supuesto. Es un privilegio poder hacer esto, ya que a menudo los eventos y los viajes se realizan en ciudades o en la costa. En el ERP todo se tratará de la gente del campo. Espero aprender algunos enfoques o técnicas actuales para abordar algunos desafíos. Luego está el trabajo en red, que en realidad se describe con mayor precisión como la formación de vínculos con otras personas de ideas afines para trabajar en proyectos para el futuro y para el bien de las zonas rurales. Además, ¡veamos qué comidas sabrosas y otras golosinas trae la gente de sus regiones!